El Flamenco

20 мая 2011 - Администратор

El flamenco es sin duda la música popular española más conocida dentro y fuera de nuestras fronteras. El flamenco es cante, es música instrumental - principalmente guitarra - y es baile.

Qué
es el flamenco
   El flamenco es
sin duda la música popular española más conocida dentro
y fuera de nuestras fronteras. El flamenco es cante, es música instrumental
-principalmente guitarra- y es baile. El flamenco es interpretación
personal de un artista -cantaor, guitarrista, bailaor-; pero también
tradición, música transmitida de generación en generación,
música popular, folclore. En su origen es música de un pueblo,
expresión del pueblo gitano, y de un lugar , Andalucía; pero
ha sobrepasado esas fronteras, siendo ya un arte de gitanos
y payos
que puede fácilmente encontrarse fuera de Andalucía
-Extremadura, Madrid, Barcelona, etc.-. El flamenco es un arte profundo
-cante jondo (hondo)-, fundamentalmente
trágico, que nos habla de realidades universales: amor, celos, muerte,
dolor, penas; los sentimientos más fuertes de la vida humana. El
flamenco es interpretación personal de un artista que hace suyos
los sentimientos de dolor y tragedia. El flamenco puede disfrutarse en
teatros y tablaos, donde se recrea
esa situación ideal para el flamenco: la reunión en la que
cada persona presente puede participar con palmas, con olés;
donde el turno de la interpretación pasa de unos a otros tanto en
el cante como en el baile, mientras los guitarristas acompañan los
distintos estilos que se van sucediendo.  A veces toma sus colores
más alegres y ligeros y se vuelve fiesta, como en las sevillanas.
Es difícil trazar la línea que separa arte y folclore, espectáculo
y vida.

 

 

Payos


son para los gitanos las personas no gitanas. El origen del flamenco
es gitano, pero a lo largo de la historia y en la actualidad encontramos
artistas flamencos tanto gitanos como payos. 

Se puede distinguir
el cante grande, trágico, profundo, jondo, y el cante chico,
más ligero y festivo.

 

Un tablao
es una especie de café o bar que tiene en su centro un escenario
donde se interpreta flamenco. 

Las tradicionales
voces de «ole» u «olé» las dicen los participantes en una
reunión o espectáculo flamenco para animar al artista.

Nace
el flamenco
    El flamenco
tiene su
origen en un lugar: el Sur de España, en Andalucía. El flamenco nace
en las comunidades
gitanas asentadas en las zona occidental andaluza. Los
gitanos llegaron a España en el siglo XV procedentes de la India
después de recorrer toda Europa. En España, y principalmente
en Andalucía, se asentaron, formando poblados sedentarios. Traían
su lengua, el caló; su oficio,
la herrería; sus  costumbres . Adoptaron la lengua castellana
y la religión cristiana sin perder por ello su propia lengua ni
sus creencias. Traerían también sus formas musicales, pero
no el flamenco, pues éste no lo conoce ninguna de las comunidades
gitanas extendidas por el resto de Europa. Encontraron un ambiente musical
de herencia musulmana, oriental como su propia cultura, y desarrollaron
una música nueva bajo la influencia fundamental de la música
popular andalusí
y otras influencias (música judía,
música litúrgica cristiana, folclore mozбrabe -de origen
hispano-romano). Así nació el flamenco:
en algún momento entre la llegada de los gitanos a España
y las primeras noticias que de él tenemos, a mediados del XVIII
. A partir de este momento el flamenco comienza a ser público y
conocido y a extenderse desde sus focos originales: Cádiz, Jerez
de la Frontera y el barrio sevillano de Triana.  Desde su origen está
ligado a las familias gitanas y a su lugar de trabajo: la fragua, donde
ejercían su tradicional oficio. El flamenco fue y ha sido siempre
una música de transmisión oral, pasada de generación
en generación. Además es una música que, por su carácter
oriental, resulta difícil de transcribir con los sistemas musicales
occidentales, siendo la sabiduría
de los mayores la base para las escuelas flamencas. 
Sobre el origen del
flamenco
existen diversas teorнas: gitano, judнo, бrabe, morisco; pero
parece el mбs probable el origen gitano unido a las diferentes influencias
culturales andaluzas. 
 Caló es
como llaman los gitanos españoles a la lengua de su pueblo, conocida
internacionalmente como romaní-caló. Esta lengua ha dejado
muchas palabras en el español (chaval, diñarla, gachí)

 

 

 

La música
andalusí
era la música propia de la cultura musulmana
de Al-Andalus (Andalucía). Cuando los gitanos llegaron allí,
el dominio musulmán casi había desaparecido (se mantenнa el reino
de Granada), pero no su cultura. 

El disco ha
sido también una forma de  conservar la sabiduría
de los grandes maestros  del siglo XX. También los concursos
de cante, desde los años 20, sirven para fortalecer la tradición
en las nuevas generaciones de cantaores y músicos flamencos.

 

El
flamenco se expande
    Pero el
flamenco era una música viva: una música nacida por la adaptación
de un pueblo a unas nuevas circunstancias, y por tanto una música
en continua evolución desde su propio nacimiento.
Desde sus orígenes chocan esas dos grandes fuerzas del flamenco:
la tradición y la renovación. El flamenco pasa sucesivamente
de los focos familiares (fraguas, ventas) a los cafés cantantes,
a los teatros y finalmente a los tablaos. Deja de ser un arte exclusivo
de los gitanos en el siglo XIX, desarrolla nuevos estilos desde sus primitivos
cantes  y crea nuevas formas sobre cantos anteriores andaluces o hispánicos 
y  después americanos. Se convierte en la música propia 
andaluza y en la música española más universal, llegando
a los más lejanos rincones del mundo. En la música clásica
española deja una huella absoluta (Falla, Albéniz, Granados).
También influye en la canción española
o tonadilla. 

 

 

 

    En la actualidad
se habla mucho de nuevo flamenco. El
flamenco se mezcla con las músicas más dispares en infinidad
de experiencias musicales: jazz, blues, pop, rock, folclore negro africano,
música árabe y norteafricana, ritmos brasileños e
hispanoamericanos. Pero a pesar de todo, no pierde su esencia ni su identidad,
manteniéndose también una línea de flamenco renovado
pero totalmente enraizado en la pureza flamenca (Camarón, Morente).
La mayoría de los músicos flamencos participan de estas dos
corrientes: la verdaderamente  flamenca y la  de fusión
y mestizaje. De esta última es difícil decir ahora qué
elementos pasarán a formar parte del flamenco futuro.

Para
entender el nacimiento del flamenco se puede comparar con el jazz.
Ambos surgen  cuando un pueblo adapta su propia música en un
contexto musical y cultural nuevo, donde además existe aislamiento
y rechazo. 
No debe confundirse
el flamenco con la canción española. Ésta es
un género musical ligero creado sobre elementos folclóricos
y populares de toda España, con gran importancia del flamenco. Suele
acompañarse con orquesta.

 

Es difícil
definir el nuevo flamenco, porque en él se incluyen experiencias
musicales diferentes que van desde el flamenco renovado y vanguardista
al rock y pop de sabor aflamencado, pasando por todo tipo de fusiones.
El nuevo flamenco es , más que una música, un ambiente musical
(y muchas veces una forma de vender un producto musical).

El cante    Es el origen
del flamenco. El cantaor interpreta
un sentimiento a través del canto. El canto es desgarrado, puro
sentimiento. La voz alarga las sílabas, se corta, se achica, crece:
todo para expresar el sentimiento. Las letras son breves (coplas de unos
cuatro versos), sintéticas, directas y sin adorno. No hay detalles,
se centran en el drama humano. Nos hablan de lugares imprecisos (una calle,
una casa, una puerta). Es un esquema para que el cantaor desarrolle el
sentimiento, que nace en cada interpretación, pues el cante no es
fijo, sino que se improvisa sobre un esquema. El cante es comunicación
de ese sentimiento: duende es la capacidad del cantaor para transmitirlo;
pellizco es el impacto que produce en el público. El cante flamenco
tiene características que lo distinguen claramente: los jipíos,
el melisma, la voz muchas veces afillá,
el gesto. El cante se acompaña
normalmente de guitarra y también el propio cante puede ser acompañamiento
del baile.

 

     Los
cantes pertenecen a distintos tipos o palos, cada uno con su propia forma
y reglas. Algunos cantes son más trágicos, dramáticos,
dolorosos, íntimos (seguiriya, saeta, soleá), otros son más
alegres y vivos (bulerías, sevillanas, rumbas). Los cantes de mayor
intensidad expresiva son jondos. El cante es claramente oriental, ajeno
a la música occidental: melismas, cuartos de tonos, determinadas
escalas. 

 

«Cantaor»,
palabra que viene de «cantador», es la forma en que se llama al cantante
de flamenco.

 

 

 

Además
de con la voz, el cantaor comunica con el gesto, con la cara.

El jipío
es una especie de grito con el que se inicia y termina una frase (¡ay!);
el melisma, es mantener una vocal a lo largo de una larga serie
de notas; la voz  afillá es una voz rota o ronca. 
El toque    El toque,
la guitarra, apareció como acompañamiento.
Poco a poco adquiere personalidad propia. La guitarra es un instrumento
nacido en occidente, que se adapta al flamenco desarrollando sus propias
cualidades, que  diferencian la guitarra flamenca de sus hermanas
(guitarras populares, guitarra clásica). Su técnica es también
propia: abundan los arpegios, trémolos, los ataques fuertes, rasgueados,
punteos virtuosos, la percusión de las uñas sobre el instrumento.
La guitarra es hoy tanto acompañamiento del cante o baile como instrumento
solista. Hay que destacar que la guitarra, como instrumento trasteado,
es un instrumento de afinación occidental, a diferencia de lo que
ocurre con la voz. Aunque la guitarra es el instrumento propio del flamenco,
a lo largo de la historia han sido muchos los que se han utilizado: piano,
instrumentos de viento, orquesta, instrumentos electrónicos.

 

   En el acompañamiento
musical del flamenco, es básica también la percusión.
El elemento más importante son las palmas (golpear de una mano contra
otra). Un conjunto de dos o tres palmeros pueden conseguir increíbles
combinaciones rítmicas. También se hace percusión
sobre la guitarra. El baile, con su taconeo,
es también percusión, música.  Instrumentos de
percusión diferentes se han adaptado al flamenco a lo largo de la
historia: las tradicionales castañuelas, la pandereta, los bongos
hispanoamericanos de la rumba, el cajón brasileño tan común
en nuestros días, etc.

 

La
guitarra
es un instrumento musical occidental. Su origen es la guitarra latina de
fondo plano, que se distinguía de la morisca, de fondo curvo (que
da origen al laúd). La guitarra de seis cuerdas y forma de ocho
aparece en el XVIII.

 

 

 

 

 

 

 

Uno de los
cantes flamencos más originales es el martinete. El martinete se
acompaña a veces por el martillo sobre el yunque, para recordar
su origen de canto de fragua. También puede ser el propio taconeo
del bailaor el que lo acompaña. 
El baile    Junto con
el interés  hacia el flamenco en el siglo XVIII, comienza el
desarrollo del baile flamenco en fiestas y reuniones flamencas. El baile
es sin duda la parte más espectacular del flamenco, de ahí
su desarrollo cuando éste pasa a los cafés cantantes y luego
a los teatros. En el baile flamenco actual se mantienen dos aspectos: el
más íntimo y puro de los tablaos y el más teatral
del ballet flamenco. El primero es baile puro, dramatismo del movimiento
y el gesto. El segundo es coreografía más elaborada, vehículo
de argumentos dramáticos, de historias e ideas más allá
del puro movimiento. En la técnica del baile flamenco es fundamental
el zapateado (golpear de los pies sobre el suelo), el movimiento
de brazos y manos, el gesto.

 

    Pero también
existe la parte más folclórica del flamenco: los bailes de
fiesta, las sevillanas. En fiestas y ferias el baile no es expresión
de un artista, sino diversión de todo un pueblo: el andaluz.

 

 

 

 

Muchas veces
se tiene una imagen del baile flamenco de movimientos  violentos,
vueltas y gran elevación de los pies  en el taconeo. Al observar
el verdadero baile vemos que esto es sólo así en contados
momentos de agitación dramática El gran bailaor Vicente Escudero
recomendaba no mover las caderas ni elevar los pies en exceso. 
Los palos    En el flamenco
hay distintos palos o tipos musicales. Pueden distinguirse alrededor
de cuarenta. 

 

    Hay unos
cantes matrices primitivos desarrollados en la intimidad de los gitanos
andaluces, de donde proviene todo el flamenco: la toná y la caña.
Eran cantes sin  acompañamiento. De la toná surge el
martinete, la seguiriya (y de ésta la liviana), la debla y la saeta.
De la caña, la soleá, las bulerías y los tangos (y
de éstos, tientos y tanguillos). 

    Existen
otros cantes andalusíes anteriores, que se aflamencaron y pasaron
a formar parte del flamenco: el fandango y después los cantes de
levante y la malagueña (y de ésta la granaína); los
estilos camperos (sevillanas, campanilleros, serranas); la petenera. También
otros cantos comunes a todo el territorio hispano dieron origen, aflamencándose,
a palos flamencos: jota (cantiña de Cádiz, alegría),
farruca.

    De los
tangos y tanguillos vienen los cantes de ida y vuelta, cuando los cantes
flamencos fueron a América y volvieron teñidos de nuevo colorido:
rumba, guajira, colombiana, milonga.

 

Yo
preso en la trena (cárcel)

malita
mi madre

el
que hiciese caridad por ella

que
mi Dios se lo pague.

 

 

 

Cuando
yo muera

mira
que te encargo

que
con la cinta de tu pelo

me
amarren las manos

 

 

 

 

Yo
te digo la verdad

si
Sevilla fuera mía

yo
te daba la mitad.

 
Consejos
para acercarse al flamenco
  Al flamenco hay que
acercarse sin prisa. Para el que empieza a escucharlo no es una música
familiar ni fácil. Si tienes ocasión de ver un espectáculo
flamenco completo -voz, guitarra y baile- es mejor. El flamenco en vivo
te comunicará mejor toda su emoción. El baile, la parte plástica,
es también más fácil de disfrutar si no conoces el
flamenco. También es posible que puedas conseguir alguna película
o documental sobre el flamenco (Flamenco o Sevillanas de
Carlos Saura, por ejemplo). También hay multitud de discos de flamenco.
Si de verdad quieres llegar a conocer el flamenco, escoge verdadero flamenco,
puro. No te preocupes si en un primer momento te suena extraño,
deberás escucharlo más y pronto empezarás a comprenderlo
y a entrar en su esencia. 

 

    Cuando
sepas qué es el flamenco y lo disfrutes, sigue adelante, explora
nuevas posibilidades del flamenco: fusión, vanguardia, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A
la puerta de un sordo

cantaba
un mudo

y
un ciego le miraba

con
disimulo.

Y
dentro  un cojo

bailaba
seguidillas

con 
desahogo.

.

 

 

 

Algunos artistas
flamencos
    Son muchos
los cantaores y guitarristas anteriores al disco y también los que
dejaron su huella en los primitivos discos, pero nuestro pequeño
recorrido empezará en los artistas posteriores a 1955 (año
que se considera inicio del renacimiento flamenco). Figura principal de
ese renacimiento es Antonio Mairena, que recoge toda la herencia de los
maestros antiguos y será la base para todos los cantaores posteriores.
Destaca en esa época Manolo Caracol, al mismo tiempo maestro del
cante y buscador de nuevas formas para el flamenco. Como cantaora de gran
raíz tradicional tienes a la  Niña de los Peines. Otros
grandes maestros de la tradición flamenca más modernos son
Carmen Linares y José Meneses.

 

    La revolución
del cante actual la llevó a cabo el irrepetible Camarón de
la Isla, cantaor que reúne tradición e innovación
desde el propio cante (a parte de otras  experiencias musicales de
fusión que también hizo). Camarón murió en
1992, pero aún sigue vivo para los aficionados al flamenco. En su
línea  podemos encontrar cantaores jóvenes como Potito
o Rafael Jiménez «Falo».

    En otra
línea menos desgarrada, podemos destacar otros cantaores modernos:
Enrique Morente, José Mercé, Miguel Poveda.

    En la guitarra
Paco de Lucía representa la misma revolución que Camarón
en el cante. Con Paco de Lucía la guitarra se convierte en un instrumento
que puede combinar la tradición del acompañamiento flamenco
con las más sutiles y virtuosas interpretaciones solistas. Junto
con Paco de Lucía, podemos destacar a Manolo Sanlúcar en
la creación de ese nuevo sonido de la guitarra flamenca. Esta misma
línea la siguen numerosos guitarristas flamencos (Tomatito, Vicente
Amigo). Un guitarrista de gran raíz en la tradición es Pepe
Habichuela.

 

 

    En el baile
reciente fue figura fundamental Antonio y posteriormente Antonio Gades.
Representan un estilo de baile que no olvida la esencia del baile íntimo
del tablao, pero busca también la espectacularidad del baile teatral
(a Antonio Gades se le puede ver en grandes películas de Carlos
Saura: Bodas de Sangre, Carmen, El amor brujo). Son numerosísimos
los bailaores y bailaoras que triunfan ahora en los escenarios con coreografías
más o menos complejas (El Güito, Joaquín Cortés,
Antonio Canales, Carmen Cortés, Cristina Hoyos).

 

 

    En cuanto
a otras experiencias relacionadas con el flamenco podemos destacar entre
otras muchas: los diferentes trabajos de fusión de los grandes guitarristas
(Lucía, Tomatito, Amigo); las experiencias de cantaores como 
Camarón (con pop, con orquesta sinfónica), Morente (discos
de investigación sonora vanguardista muy diversa), Diego Carrasco
(en sus trabajos de cantautor flamenco) o El Lebrijano (en sus fusiones
con música árabe y andalusí y en sus óperas
flamencas); de grupos de fusión como Ketama (fusión con músicas
negras y latinas), Radio Tarifa (con la música norteafricana), Veneno
(y Kiko Veneno en solitario, fusión con el rock),  Pata Negra
( y los hermanos Amador en solitario y por separado, con el jazz, el rock
y el blues);  los trabajos de diferentes músicos jazzistas
(Carles Benavent, Jorge Pardo). En todo esto hay sin duda flamenco, pero
es más que flamenco. 

    Existen
otras experiencias musicales con influencia del flamenco, algunas de verdadero
interés, pero que difícilmente pueden considerarse flamenco
(pop, rock; canción española actual, a veces vanguardista).

Теги: el flamenco
Рейтинг: 0 Голосов: 0 927 просмотров
Комментарии (0)

Нет комментариев. Ваш будет первым!